Barocco messicano


Juan García de Zéspedes (c1619-1678): ¡Ay!, que me abraso, guaracha. La Capella Reial de Catalunya e Hespèrion XXI, dir. Jordi Savall.

¡Ay!, que me abraso, ¡ay!
divino Dueño, ¡ay!
en la hermosura, ¡ay!
de tus ojuelos, ¡ay!


   ¡Ay!, cómo llueven, ¡ay!
   ciento luçeros, ¡ay!
   rayos de gloria, ¡ay!
   rayos de fuego, ¡ay!

¡Ay!, que me abraso, ¡ay!…

   ¡Ay!, que la gloria, ¡ay!
   del Portaliño, ¡ay!
   ya viste rayos, ¡ay!
   si arroja yelos, ¡ay!


   ¡Ay!, que su madre, ¡ay!
   como en su espero, ¡ay!
   mira en su luna, ¡ay!
   sus crecimientos, ¡ay!

¡Ay!, que me abraso, ¡ay!…

   En la guaracha, ¡ay!
   le festinemos, ¡ay!
   mientras el niño, ¡ay!
   se rinde al sueño, ¡ay!


   Toquen y baylen, ¡ay!
   porque tenemos, ¡ay!
   fuego en la nieve, ¡ay!
   nieve en el fuego, ¡ay!

¡Ay!, que me abraso, ¡ay!…

   Pero el chicote, ¡ay!
   a un mismo tiempo, ¡ay!
   llora y se ríe, ¡ay!
   que dos estremos, ¡ay!


   Paz a los hombres, ¡ay!
   dan en los cielos, ¡ay!
   y a Dios las gracias, ¡ay!
   porque callemos, ¡ay!

¡Ay!, que me abraso, ¡ay!
divino Dueño, ¡ay!
en la hermosura, ¡ay!
de tus ojuelos, ¡ay!